miércoles, diciembre 28, 2011

Pandora - Kimono

Hace rato que yo le estaba debiendo a Pandora un cambio de ropa...

Y, como siempre me gustaron los kimonos, era hora de embarcarse en la aventura de la confección a la japonesa.
Por suerte, con tanto "cosplay", las chicas (y algunos chicos) se han puesto las pilas y han hecho una muy buena cantidad de tutoriales y moldes y directivas para hacer kimonos, yukatas, obis, etc (y cómo ponérselos también).

Vayamos por partes: Los kimonos están hechos de diferentes telas (algodón o seda; bordados o estampados) y reciben diferentes nombres dependiendo de un sinnúmero de factores.

Por ejemplo, yukata se emplea para designar al kimono de algodón, liviano, como para usar en verano, sin muchas complicaciones y prendas extra. Obi es la cinta que sujeta todo en la cintura. Éste es el traje que traté de hacerle a Pandora.

Es bastante más facil confeccionarlos de lo que uno se puede imaginar, ya que todas sus partes son rectángulos de más o menos el mismo ancho (se me ocurre que esto es debido a la medida estandar antigua de los rollos de tela). En el caso de Pandora, tuve que adaptar bastante los patrones tradicionales, porque la pobre no tiene las mismas proporciones que un ser humano normal... Pero definitivamente, le quedó lindo.

Para el cuello usé una cinta al bies, perfecta para la función. El obi también podría ser una cinta bies, o alguna con más "cuerpo", para marcar bien la silueta recta de moda entre las damas japonesas (y armar los moños que llevan en la espalda, cuanto más complicados sean, mejor...)

Con el peinado tuve un golpe de suerte. Buscando hace tiempo cómo hacer flores kanzashi, me encontré un tutorial de cómo peinarse al estilo momoware (que se traduce libremente como "estilo durazno/melocotón", por la forma redondeada). No es tan complicado como parece. De hecho, me fue más complicado peinar a pandora como cortesana rococó que como japonesa.

Un par de cintas, unos alfileres, una flor de papel y listo el tocado!

sábado, diciembre 24, 2011

Feliz Navidad

Son muchísimas las cosas que deseo para este nuevo año que comienza dentro de poco, y muchísimas también las que agradezco.

Les dejo como regalo un dibujo a lápiz que hice recién, para celebrar con amor, armonía, salud y paz, esta próxima Navidad.

Felicidades a todos!

Irka.

jueves, diciembre 15, 2011

Regalo Anticipado de las Fiestas

 Como ya es hora de ir pensando en el año que viene, y se ha convertido prácticamente en una tradición, este año también he armado un calendario 2012 en pdf, listo para imprimir.

El año pasado fue algo moderno y pop; este año me fui a buscar motivos más femeninos y tranquilos. Siempre me gustaron muchisimo las acuarelas y grabados botánicos y naturalistas que se solían hacer cuando no existía el offset o los procesos de impresión más modernos. La cantidad de detalles, la precisión y la atención que el artista le puso a cada dibujo... preciosos!

Así que este año me puse a buscar en la web ilustraciones "vintage" de flores y pájaros... En el caso de las flores, cada mes corresponde a un tipo de flor, y así los fui acomodando y adaptando. En el caso de los pájaros, hay algunos de América del Norte, y otros de América del Sur (más específicamente de Argentina... es que me puse patriota, ok?)

Aquí están los dos para bajar, en tamaño A4, con líneas de corte para dividir las hojas en dos, y que entre un mes en cada media hoja.


Como el año pasado, los números son grandes, y los feriados son los correspondientes a Argentina.

Tienen un margen amplio arriba como para anillarlos o sujetarlos con broches para poder colgar.

Espero que los disfruten, los impriman, los regalen (pero por favor, no los usen para vender o lucrar.)

Felicidades!

jueves, noviembre 24, 2011

Fiebre Amigurumi!

Hacía mucho, mucho tiempo que no crocheteaba amigurumis. Por fin, entre tejido y tejido, me decidí.

Tenía tres proyectos marcados, uno viejo, uno nuevo y uno repetido.

El repetido es un elefantito muy simple que fue hice al recién comenzar a tejer amigurumis. El patrón en ingles lo pueden encontrar aquí. Lo interesante es que lo único que se cose son las orejas. La trompa y patas se tejen "levantando" los puntos.




Yo creo que es posible traducirlo con google u otro traductor. Muchos amigos de habla inglesa me han dicho que es posible traducir mis patrones al inglés, así que no veo por qué no hacer a la inversa...

En fin, a mi nuevo elefante rosa lo hice con restitos de lana y lo hice glamoroso con canutillos, mostacillas y perlitas, en un estilo levemente hindú. Y muy femenino.

Me divertí bastante cosiendo adornitos. Es posible que vuelva a hacerlo en un futuro. Es como llevar a los amigurumis al siguiente nivel...

El siguiente que hice fue una labor tan rápida que hice dos. Los pajaritos están tejidos con una lana artesanal que hiló mi amiga Laura especialmente para mí. Este restito que me quedó (después de hacerme unos mitones espectaculares), fue una excelente elección para estos amigurumis. El patrón original sugiere hacerlos a rayas, aquí la lana solita creó las rayas...

El patrón para hacer estos amigurumis está en japonés. Pero no hay que asustarse, no es necesario saber japonés porque los gráficos son tan buenos y tan claros que se entiende enseguida. Igualmente, se puede conseguir en inglés.

Aparte, y fuera del patrón, les agregué unas alas. Comenzando con un anillo mágico de 6 puntos, la siguiente hilera se crochetean 2mp en cada mp de la vuelta anterior. Luego 5 cad, un pp en el 2do punto (contando desde la aguja), un mp  en el sig., una media vareta o vareta simple en el 4to y una vareta en el último mp que hicimos en la segunda hilera. Unir al ala con un pp, cerrar y coser al cuerpo del pajarito.

Por último, tejí un hipocampo... un caballito de mar. Éste es un amigurumi un poco más complejo, porque tiene varias partes que hay que coser, pero es muy bonito y no es difícil de crochetear. El patrón se puede encontrar aquí. A éste también le cosí mostacillas... Estuve muy tentada a coserle más, pero decidí dejarlo así, al menos por ahora.

Espero que les gusten mis amis y los inspire para tejer algunos.

sábado, noviembre 05, 2011

Bijou, bijou!

Ultimamente, entre tejido, trabajo y otras tareas, estuve armando algunas piezas de bijouterie. Acá las comparto.

Las primeras son mis ya clásicas piedras... me falta -ya sé- hacer un update en mi catálogo. Hace bastante que no lo renuevo y es toda culpa mía y de mi vagancia. En fin.

De derecha a izquierda son: sodalita, ágata geoda con algo de cuarzo, howlita (la turquesa), jaspe paisaje, cuarzo rosa, ágata rosa/gris/orbital, amazonita y cuarzo blanco (éste vino directamente de Córdoba-Argentina). Todas están engarzados en alambre de alpaca y tienen un tamaño promedio de 3 a 4 cm. Las fotos dobles son de la misma piedra, por delante y detrás (se pueden usar de las dos maneras)

También, trabajos a pedido: Lily me pidió (o más bien yo me ofrecí) hacerle unos aros bien coloridos. Se están viendo bastante este tipo de aros bien hippie o folk, hechos con cuentas de madera de colores, en este caso; o piedras, metal, plumas... Si te quedan bien los aros grandes, ésta es una buena opcion. No son difíciles de hacer, y tampoco caros.


La segunda foto corresponde a un encargo de Helga: ella me trajo la cruz (en el medio tiene una ágata con vetas color azul) y una larga ristra de escallas de sodalita o lapilázuli (probablemente sea sodalita, pero no estoy segura). La idea era la siguiente: "haceme una cadenita o collar para usar con esta cruz". Eso hice... combiné las escallas con alambre de alpaca de 1mm, dándole una forma de espiral/gota para hacer los eslabones intermedios y el enganche con la cruz. Ésta se puede sacar y el collar se puede usar solo, dependiendo de la ocasión. A juego (y porque me sobraban escallas), hice una pulsera y aros con los mismos motivos y materiales. Espero que le guste todo!


La tercera y cuarta foto corresponden a una pulsera prototipo que hice (como todos los prototipos) para mí. De nuevo en alpaca, esta vez combinando alambres de 1mm y 1,25mm semiduros (al parecer existen los alambres "dulces", blandos o "recocidos" y los semiduros, que son más difíciles de trabajar pero dan resistencia y dureza al trabajo terminado).

Reuní escallas de piedras de colores, mostacillas y perlitas varias para hacer un arcoiris. Las ensarté en el elambre más fino y con éste fui "tejiendo" sobre el otro -al que ya había dado la forma- en una especie de 8 que parece ser la forma clásica de hacer estas cosas. Creo que el alambre fino podría ser más fino (8 o 9mm), pero no quedó mal. En realidad, me encanta cómo me quedó esta pulsera!!!

También estuve haciendo más cosas: aros tejidos al crochet, prendedores de alambre bien grueso, etc, que próximamente fotografiaré y publicaré.

viernes, octubre 14, 2011

Cuentavueltas

A mis amigas tejedoras: les traigo algo sencillo y práctico que encontré en Internet (dónde, si no?). Es una pulsera cuentavueltas, una especie de ábaco simplificado que se puede poner al principio de las hileras (extremadamente útil para cuando uno teje en redondo) que sirve para... (obvio) contar las vueltas que uno ya tejió.

Más de una vez me perdí al tejer trenzas... me resulta bastante difícil saber exactamente en cuál hilera hice el cruzadito del dibujo, y cuándo me toca de nuevo. Y es aburridísimo y engorroso contar vueltas cuando se teje algo liso y grande, como un sweter o unas medias. ¡Si hubiese encontrado esto antes..!

Es terriblemente fácil de armar. Se necesitan 9 cuentas/perlas de un color para las unidades, y 9 de otro para las decenas. Pueden ser diferentes, pero no muy desparejas en cuando a diámetro. (Podemos marcar la del medio -número 5- para que a simple vista sepamos por qué numero vamos)

También un cordoncito fino (puede ser colita de ratón o encerado), o una tanza fuerte, que puede ser elástica o no. Si es un cordón, debe poder darnos vuelta a la muñeca dos veces (si vamos a hacer el cuentavueltas como brazalete o pulsera).

Unas cuantas mostacillas o mostacillones, más chiquitos que las perlas de unidades y decenas.

Un poquito de tanza, cordoncillo o hilo elástico.

Un broche de anillo y palito (como el de la foto) o un anillo de metal y un broche o fornitura en la medida apropiada (para cerrar el brazalete). Adornos o dijes a gusto.

El armado es muy sencillo, como pueden ver en la foto: el cordón va doblado a la mitad, en una van las unidades, en otra las decenas. En un extremo el broche, en el otro el anillo (éste irá ensartado en la aguja al comienzo de la hilera como un marcador).

El truco está en el anillo elástico que es el que marcará en número: con el hilo elástico ensartar un número tal de mostacillas que, cerrándolo en círculo con un nudo, deje pasar las perlas elegidas con un poquito de resistencia. Si queda muy flojo, la cuenta se nos va a ir al cuerno. Si queda muy ajustado, nos costará demasiado pasar las perlas y mandaremos el cuentavueltas al infierno.

Pasarlo por los dos cordones, el de unidades y el de decenas.

Cerrar todo con el broche que queda, y listo.

Se puede hacer una versión más chica, que -aunque no nos sirva de brazalete o pulsera- será más cómoda de usar al tejer con agujas y lana más finas. También se puede mantener en la muñeca al tejer- sólo hay que acordarse de pasar la perlita de las unidades cada vez que se termine la hilera. (Yo nunca me acuerdo).

Espero que les haya gustado mi hallazgo, y que se animen a hacerlo y a investigar más modelos (busquen imágenes de "row counter", y verán cosas preciosas y muy originales). Ahora, a tejer y no desesperar!

martes, octubre 11, 2011

Un mes después

Y pasó un mes desde mi ultima entrada en el blog...

Desde entonces, estuve tejiendo sin parar mi primer estola estoniana (quequé?!), doblando más prendedores (conseguí un alambre de alpaca grueso precioso) y engarcé algunas piedras más. También hice algunas bijou más, la mayor parte para mí (jeje).

Empecemos por la estola / chal / bufanda. En la entrada anterior, contaba que quería aprender los secretos del tejido calado para hacer esos dibujos intrincadísmos y delicados, que al terminar parecían hechos por super-arañas. Resulta que ese estilo de tejido en algunas partes del mundo le llaman "estoniano". Se hace con mohair muy finito u otro similar, queda livianísimo y se tarda eones en tejer...

Yo tardé casi exactamente un mes en hacer mi estola estoniana. Es mi primer chal/estola, y también la primera vez que tejo mohair (aunque era mezcla con lana a decir verdad). No fue fácil, me equivoqué un montón de veces, y como sólo tenía una madeja, a partir de los últimos 50 gramos estuve rezando para que me alcanzara a hacer toda la vuelta de puntilla.

Increíblemente, me alcanzó. Y hasta me sobró un ovillo del tamaño de un huevo! Una lana fantástica- Gracias Laura por regalármela!!! Los colores quedaron preciosos, y más combinable de lo que yo creía al principio (y eso que yo misma la elegí). Deliciosa. Estoy feliz!

(Pero voy a esperar unos meses antes de embarcarme en otro proyecto de tejido super fino- de todas maneras, tengo dos cosas más que necesito terminar antes).

 En la sección bijou, hice una visita a la calle Uriburu, en Capital Federal (la calle de los armadores- un negocio al lado de otro de venta al por mayor (y menor) de cadenitas, abalorios, perlas, mostacillas, adornos, plumas, lentejuelas, alambres, y un largo etcétera).

De allí me traje muchas cosas, entre otras algunas piezas con las que armé las cosas que se ven en las fotos.



Además, como les dije antes, conseguí un alambre de alpaca grueso, genial para hacer los prendedores de chales. Los mismos se pueden usar como hebillas (y no se caen!). Hay que tener bastante fuerza para doblar las formas, pero se puede hacer.






Estoy pensando en armar un tutorial de cómo hacerlos. ¿A alguien le interesa?

jueves, septiembre 08, 2011

Dos o Tres Tejidos Nuevos.


Comencemos por el crochet. Hace rato que no hacía nada en crochet, concentrándome en aprender las técnicas de lace o tejido calado a dos agujas (ver más abajo). Pero tenía guardado este proyecto desde hacía un tiempo -en Ravelry, por supuesto-, y cuando conseguí un par de aros como para hace de base, no lo dudé y me puse a crochetear, con un viejo hilo de bordar que tenía en casa. En un color que va del rojo al rosa (muy común hallar dos colores en los hilos de bordar), y quedó muy lindo. 
Aunque como aros me resultan algo GRANDES! sé que se usan así, así que espero usarlos algún día - y si no me acostumbro, sé de un par de amigas que le van a encantar.

Cowl Verde pino
Hablemos de tejido a dos agujas (tricot, le llaman en algunos lados)... Para las tejedoras avanzadas, les va a resultar una tontería, pero para quien les escribe, lo del calado era una técnica misteriosa. Sigue siéndolo en algunos trabajos. sinceramente. Sé que todo se simplifica a hacer lazadas y reducir puntos (para un lado y para otro), pero estoy segura de que debe haber cosas más difíciles y secretos milenarios en el medio... ¡o si no cómo se puede lograr esos efectos casi de telaraña que he visto en algunos chales!
Tratando de entender cómo es, y queriendo hacer un par de labores cortas (que no llevaran ni mucha lana ni mucho tiempo), hice dos "cowls" o cuellitos en dos dibujos calados distintos. Uno parece unas hojas de palma, el otro unas plumas de pavo real (con un poco de imaginación).

Cowl gris perla
Parece que el secreto es bloquear la labor. Es decir: una vez terminada, mojarla y extenderla bien, bien extendida en una superficie a la que se pueda sujetar con alfileres. Como en estos dos casos, el cuellito tiene forma de tubo, se me ocurrió bloquearlo calzándolo en un almohadón. En la foto del cowl gris se nota, está sacada en pleno bloquedo. Despues de seco, el tejido queda un poco abierto, pero no tanto.

Ambos cowls quedaron muy suaves, calentitos y muy lindos sujetados con los prendedores de cobre que publiqué hace un tiempo. El verde es mío, en cahsmilon finito, el gris es para Silvia, con una lana sedificada muy suave y liviana.

Como para descansar (ja!) hice tambien un par de mitones. Que me quedaron muy chicos. Que le entran bien a un chico, es decir (ejem). Me gustó hacerlos en negativo, uno con el fondo rojo, y el otro negro.

La foto no es buena, porque mi cámara realza demasiado el color rojo, tanto que no registra las sombras y luces y mediostonos cuando fotografía el color rojo puro. Y estos guantes son rojos! La foto original era toda una mancha roja. Les bajé todo lo que pude la saturación... y el resultado es lo que se ve. Los guantes son más lindos en persona. En serio.

viernes, septiembre 02, 2011

Más Trajes para Pandora

Por fin, luego de mucho pensar, planificar e investigar, ¡he logrado terminar con el traje rococó de Pandora!

No era una idea nueva- pero sí era una idea complicada. Principalmente por la forma del traje, corset y la complejidad de que el estilo obliga a agregar detalles (puntillas, volados, cintas, etc) por todos lados.

Empecé por dibujar qué era lo que quería, e hice muchos bocetos. Siempre es bueno ver en papel lo que uno tiene dando vueltas en la cabeza, antes de empezar. Cuando ya no me pude aguantar más, comencé a planificar el corset: busqué ideas en internet y armé con unos triángulos de cartón una estructura más o menos parecida a los corsetes de la época, sin demasiados detalles (porque iba debajo de todo). Lo más importante: la "estomaquera", la pieza triangular que va cubriendo el pecho y estómago y que según la época llegaba tan abajo que las mujeres no podían casi sentarse!

Aaah, las cosas que hacemos por moda!

Más tarde me puse a hacer la falda interna: eso fue sencillo. Un rectángulo cosido, fruncido en la cintura con un elástico. Luego, a pegar puntillas. Ayudó mucho el hecho de que justo ese día se me había cortado la luz. Más de 12 horas sin electricidad pueden volver loco a cualquiera (que sea adicto a la tecnología/Tv/etc.) Después de que me quedé sin puntillas para coser, (y seguíamos sin luz), incluso me puse a enrularle el pelo a Pandora, (!!!) con la esperanza de que quedara con los ricitos que usaban en la época del traje que le estaba haciendo. No fue fácil, y el resultado no fue lo suficientemente bueno como para contarles...

El problema que se me venía ahora era la Robe a là Française, un traje que es medio vestido-medio salto de cama, que hacía furor en la corte de la época de Luis XV. Gracias al cielo, existe internet. Y las películas de época (como "Relaciones Peligrosas", "María Antonieta", "La Pompadour", etc). Estuve horas y horas y horas viendo fotos de trajes, históricos y recreaciones, mientras suspiraba por los encajes y bordados y me preguntaba más de una vez "¡¿cómo está hecho eso?!".

La respuesta me llegó en esta página, que lamentablemente (o por suerte) está en inglés, y que cuenta paso a paso cómo hacer el vestido en cuestión. Adapté el patrón a la figura de mi muñeca y presto! a coser. Sí, es fácil decirlo, pero les aseguro que no fue fácil hacerlo. Sin embargo, de alguna manera, lo terminé.

Y ahora... y ahora Pandora estaba descalza!!! Nooo, eso significa que hay que hacerle zapatos, zapatos que tienen que ser coherentes con la época del traje, por supuesto!

Mi solución fue la Masilla Epoxi para artesanos, un poco de tela, una cintita "bebé" y la pistola de pegar. Curiosa la forma del taco (otra de las torturas que se empezaron a usar en esa época fue la del taco alto), pero era así: más al centro del pie, no tanto al talón, y la punta del zapato bien puntiaguda. No me quedó perfecto ni muy prolijo, pero tengo excusas: 1) la forma del pie de pandora es cuadradísima; no hay manera de hacerlo entrar en un triángulo. 2) es condenadamente chiquito!!! La suela mide unos 3cm de largo. El pie de la muñeca es un poco más chico.

A propósito, si se preguntan cómo le hice ese peinado... ni idea. De a mechones lo fui recogiendo hacia arriba, y lo prendí con... alfileres. Así que es una muñeca no apta para jugar. Pero valió la pena el esfuerzo.

lunes, agosto 22, 2011

Doblando Alambre II (Artesanías III)

Algunas cosas que estuve haciendo recientemente...

En base a un pedido hecho por mi amiga Lily, un anillo con un "montón" de piedras de todos los colores:

Con material donado (reciclado), hice varias cosas: un par de aros y pulsera rojos:

... y un juego de aros, anillo y pulsera blancos (la pulsera no tiene foto):
 Más material reciclado: con un viejo alambre grueso de cobre que salvé de un cajón olvidado hace años, doblé unos cuantos prendedores/hebillas, basados en varios diseños que andan dando vueltas por internet desde hace tiempo ya. No sé quien habrá sido el autor original de dichos diseños... La verdad es que son bonitos y útiles (y fáciles de copiar!). A quien haya sido: gracias por la idea!

Son excelentes para prender en chales o bufandas, o tejidos calados. Tambien para usar de hebilla en el pelo. Espero poder conseguir más alambre (de cobre u otro material,) que me sirva para seguir haciendo más prendedores, ya que fueron un éxito total.

jueves, agosto 04, 2011

Pandora - Traje de 1820

Cuando era chiquita, me gustaba mucho hacerles trajes a mis muñecas. Si hubiese sabido hacer crochet entonces..!

Y además, siempre me gustaron los trajes de época. Pero eso lo aprendí más tarde, cuando dejé de coserle a la muñeca. (Pero si, siempre me gustaron aunque no supiera que eran de época).

Y ahora, me encuentro con una muñeca entre mis manos, que no tiene nada qué ponerse, y un revival de mis años juvenilísimos... Las ganas, la necesidad de ponerme a crear algo, y ya que estamos, también "Orgullo y Prejuicio" me llevaron a esto: un traje de los años 1820 (muy inglés), cinturita imperio y un sombrerito o "bonet" para hacer juego. Ah, y no olvidemos las botitas..!

Las botitas fueron lo primero que hice de este conjunto: Primero me la pasé mirando vidrieras en las zapaterías, tratando de decidir cómo hacer unas botas/borceguíes con pocas costuras (porque el tamaño la verdad no da como para coser muchas piezas). Decidiendo hacerla de cuatro partes (una para la planta del pie, otra para el frente y dos para los costados, hice el molde en papel y luego en cuerina negra.

Cosí todo (dejando libres las partes donde iba a ir el acordonado, claro está) y después me hice un lío tremendo para pasar los cordones. Cuantos agujeros, cómo pasar el cordón y qué tipo de hilo/cordón usar... fueron horas y horas de dudas y rehacer y repensar! Al final, me decidí por usar un cordón encerado que tenía guardado y hacer cinco agujeros, pasando el hilo de la forma más simple que encontré.

Como le faltaba "algo", con masilla epoxi le hice las suelas y taco. Y listo.

Después saqué del estante uno de mis libros favoritos: "La historia del Vestido" de Racinet. Un tomo enoooorme y pesado, pero terriblemente útil: cada página tiene impresas varias láminas de dibujos detallados sobre los trajes de cada región y época del mundo. Ahí encontré más o menos lo que estaba buscando: el trajecito de muselina que usan las protagonistas de "Orgullo y Prejuicio". A falta de muselina, bueno es el algodón con flores del que tengo un retacito... Hice el molde, corté y cosí -todo a mano, eh!

Como no quería hacerle dobladillo (porque me aburre, y además iba a quedar muy gruesa la tela), le hice un bordecito en crochet con hilo perlé de bordar. Para cerrar detrás el vestido, hice unas presillas/ojales con unas cadenetas, y del otro lado unas "bolitas" hechas con un montón de varetas cerradas juntas, a modo de botoncitos. Funcionaron mejor de lo que creía, y probablemente vuelva a usar el sistema. (Los botones comunes, aun los más chiquitos, quedan demasiado grandes...)

Por último, el bonet. Muy a lo "familia Ingalls", lo hice con una lana finita, de color feo y pajosa, perfecta para  esto (y nada más que esto). Le fui dando forma con medios puntos, varetas y doble varetas en el medio... yendo y viniendo hasta que más o menos lo conseguí. Le cosí la parte de atrás, le hice un rodete a Pandora y le ajusté todo con una cintita.

Estaba tentada a pegarle flores y más cosas, pero me detuve: me gusta como quedó. Y estoy casi segura de que próximamente voy a hacer algún otro traje de época...